El Sello de CV Galería: una entrevista con su arquitecto titular, Rodrigo Danús

Por Lucía de la Fuente para Revista Ambientes

Fotografía: Pablo Casals Aguirre

Emplazado en un lugar icónico de la zona oriente de Santiago, en la comuna de Vitacura, este edificio se plantea mediante un programa de uso múltiple, el desafío de solucionar diferentes situaciones de la ciudad contemporánea integrando arquitectura, arte, gastronomía, diseño y negocios.

CV Galería es el resultado del trabajo en conjunto entre los estudios Macchi Jeame Danús Arquitectos y Boza + Boza Arquitectos, destacando también la participación del diseñador Orlando Gatica en el diseño interior y de DIAV en la iluminación. En el proyecto se distinguen tres volúmenes claramente reconocibles: el cuerpo de oficinas representado por una torre en altura, la placa comercial que se enfrenta a la calle a través de una serie de vitrinas, y un zócalo subterráneo que contiene una serie de graderías, terrazas y restaurantes. Para conocer más detalles sobre esta propuesta, nominada al Premio Aporte Urbano 2019 en la categoría Mejor Proyecto Edificio de Uso Mixto, conversamos con Francisco Danús, arquitecto titular.

¿Cuál diría que es la principal innovación de CV Galería desde el punto de vista arquitectónico?

Por un lado, la disposición de los volúmenes del programa que busca ir más allá de los estándares normales de este tipo de proyectos, haciendo que en vez de tratar de maximizar el área útil disponible, se la juegue en cambio por ofrecer una cantidad menor de espacio, pero de calidad. Así el carácter de estas zonas es posible solamente por la renuncia de áreas construidas a favor de un espacio abierto y conectado a través de amplias gradas y terrazas con la vereda.

Por otro lado, la decisión de enfrentar el diseño de sus fachadas con un alto compromiso por la sustentabilidad, que muchas veces se contradice con la inclinación que tenemos los arquitectos por los edificios-objeto, que se despliegan como verdaderas esculturas urbanas, que, a pesar de su calidad estética, fallan en entender su compromiso con sus ocupantes, habitantes y entorno.

¿Cómo se relaciona el edificio a través de su materialidad con el contexto que lo rodea?

Se consideró primordial dentro del diseño del edificio la importancia de su entorno inmediato, lo que no solo se entiende con los múltiples accesos desde la calle, sino también con la forma que se superpone este espacio urbano dentro de los límites de la obra. Para esto se ampliaron las veredas en diferentes sectores prolongando las mismas materialidades y diseño del espacio público hacia los subterráneos del edificio, de tal forma que se pierde el límite real entre ambos.

Una de las particularidades del CV Galería es su patio central, donde las áreas verdes tienen especial protagonismo, ¿cree que en general los proyectos urbanos o de uso mixto resuelven de manera adecuada la inclusión de la naturaleza y su conexión con la ciudad?

En general tanto las áreas verdes y el material vegetal, se incorporan tarde dentro del proceso de diseño, quedando como un elemento anexo de carácter más bien ornamental y no como un fundamento o estrategia de proyecto. En CV Galería se incorporó el paisajismo en paralelo con el desarrollo del proyecto de arquitectura, entregándole un rol preponderante en el trazado de recorridos y lugares de estar. Así también el muro verde diseñado por Orlando Gatica se convierte en un bosque vertical que no solamente actúa como revestimiento sino constituye una nueva forma de entender el paisaje. Creemos que la vegetación incorporada así, como parte de un todo, es capaz de transformar y de hacer del espacio construido algo mucho mejor.

En este proyecto participaron diferentes oficinas de arquitectura, diseño y paisajismo, ¿con qué metodología se organizó esta colaboración y cómo contribuyó cada disciplina al resultado final?

En general, te diría que para lograr resultados satisfactorios en el diseño de proyectos complejos como este, primero es fundamental la confianza del mandante en el equipo. Se requiere que, sin renunciar necesariamente a sus requisitos, estén disponibles a explorar soluciones que pudieran parecer en un primer momento un retroceso. Creo que en CV Galería esto fue esencial. Se requiere además, de parte del equipo de proyecto, un compromiso de no quedarse con ideas preconcebidas y soluciones probadas y aceptar el desafío de búsqueda de nuevas respuestas a problemas también nuevos. Al final como muy bien definen en su pregunta, estos proyectos son resultados de procesos colectivos, en el cual todos merecen estar orgullosos de su aporte. Son demasiado los factores que presionan los cambios dentro del proceso de diseño como también de la construcción, que requieren de ajustes y respuestas rápidas de parte del equipo de proyecto, las cuales se deben entender no como un traspiés al proceso arquitectónico sino como parte integral del proceso de éste. Los edificios de alguna forma son entes inanimados que por momentos cobran vida.

* Entrevista publicada en la edición 132 de revista Ambientes.